domenica 24 gennaio 2010

1979-ARISTIDES UREÑA RAMOS- José Franco presenta Expo - Aristides Ureña Ramos

1979- JOSE FRANCO - ARISTIDES UREÑA RAMOS



Ureña Ramos: Gran pintor panameño
Artículo publicado en LA REPÚBLICA
Domingo, 19 de agosto de 1979







En el catálogo encontramos una breve presentación de José Franco, uno de los fervientes admiradores de la obra de Aristides.

Amplias proyecciones
Aristides es el más fresco y profundo de los pintores jóvenes panameños. Formado en Florencia, Italia, su academia no llega a empañar su concepción raizal latinoamericana, como corresponde a los libres y auténticos creadores.
Su pintura encuentra en las formas precolombinas sabios temas, que luego interpreta a lo largo de un itinerario de colores fuertes, que sustentan un primitivismo altamente evolucionado, tampoco superado en nuestros días.

Pintor con amplia proyección, sus trabajos reflejan siempre una unidad temática, que va desde los viejos cantos formativos de nuestra cultura autóctona, hasta el presente político, ahondado con batallas libertadoras, en símbolos profundos, como son las de la guerrilla urbana y rural, documentos insoslayables de nuestro tiempo.

Aristides UREÑA RAMOS golpea de plano con una obra bien equilibrada en el fondo y la forma. Con Ureña Ramos nos instalamos antes el advenimiento de un extraordinario artista, del que mucho se hablará, estoy seguro, en el futuro próximo.
José Franco

Ureña Ramos:
Gran pintor panameño
Artículo publicado en LA REPÚBLICA
Domingo, 19 de agosto de 1979



1979 - Aristides en su retorno de Europa, ya graduado, presenta sus trabajos en una Exposición Personal en el ex Cuartel de la Guardia Nacional, donde se hace la petición al Gobierno Nacional y al INAC de donar las estruturas del ex Cuartel para construir un Museo que recogiera la expresión artística de Veraguas y fuera sede de La Casa de la Cultura.

Esta petición fue hecha junto a su compatriota Adriano Herrerabarría y creó gran discusión al respecto, los señalamientos fueron de varios sectores de la comunidad santiagueña que se oponían a que una estructura que había sido sede de limitaciones de la libertad, de dolor y violencia fuera sede de la cultura veragüense, al mismo tiempo intelectuales del calibre de Carlos Francisco Changmarín y profesores de la escuela Normal sostuvieron la iniciativa... a tal propósito Aristides sostenía (1979) que: “Nada de nuestro pasado puede ser borrado y la fuerza que consolida a los pueblos pasa a través de saberse interrogar sobre su pasado. Las herencias que las nuevas generaciones recibirán tendrán que resplandecer de verdad y transparencia para que lugares como este (Cuartel), sean los lugares donde construir campos florecientes”. (Sacado de Escritos 1979 “La polémica sobre el viejo Cuartel. Las titibúes y los gallinazos santiagueños”, A. Ureña R. 1979.)

Actualmente el viejo cuartel es La Casa de la Cultura de Veraguas.


En esta exposición podemos encontrar la solitaria búsqueda que Aristides está conduciendo. Las ventanas abiertas no concluidas, los proyectos pictóricos, la conceptualidad, los videotapes, las instalaciones son todos ENUNCIADOS que a veces se concluyen o dejan reflexiones a-postume. Lo que queda presente es la voluntad de Testimoniar, de Documentar, el vívido contradictorio de su empeñada búsqueda.

Murales - Cuadros y Pasteles.
Ex - Cuartel de Santiago (futura Casa de la Cultura)
Santiago de Veraguas.



LOS PRECOLOMBINOS. Serie de 9 pequeños cuadros 1974- 77.

En la Serie de cuadros los Pre-colombinos, presentada en la Expo “Murales, cuadros y pasteles – producción 1974-77” en el antiguo cuartel de Santiago 1979, encontramos las primeras consideraciones que Aristides hace, en una manera provocativa, sobre lo que más tarde él llamaría el TAMAYISMO PANAMEÑO, referiéndose a la pintura de enfoche indigenista, muy de moda en aquellos momentos. (Artículo publicado como El Tamayismo panameño e Indigenismo de retrazo-1979) .
Observando los pequeños cuadros, vemos cómo Aristides pone en primeros planos figuras de vasijas (huacas) precolombinas, totems indígenas, figuras antropomorfas recogidas del arte precolombino, todas estas telas están marcadas con una cifra, que a manera de etiqueta presentan un precio, como si estuvieran en venta, siendo esta una de las característica de la Serie, quiso marcar Aristides estas telas con precios que no superan la cifra de 5 centavos de dólar, ofreciéndolas a bajo precio, poniendo a nuestra consideración el poco valor que se le da a las culturas autóctonas.

Esta provocativa SERIE marca en la obra de Aristides un cambio de ruta en su búsqueda artística y en su consideración pictórica; de hecho declarará en uno de sus escritos sobre arte de aquel entonces:
“... reconozco que la pintura indigenista, es uno de las tantos medios que nos permiten valorizar nuestra cultura autóctona, pero, de frente a la problemática del arte contemporáneo, me siento lejos del Tamayismo, aunque sí ella me ha motivado en mi búsqueda pintórica”.Más adelante dice:
“... y en la Serie Pre-colombinos, dejo legamen de cómo yo entiendo este tema; proponer los elementos y simbología en manera de Re-cupero, sin encajarse en la parte estilística de por sí mismo, porque la verdadera búsqueda se encuentra en una nueva vía experimental, que nos lleve hacia una concepción pictórica más cerca al presente social panameña”.En su renuncia Aristides ya delinea su nueva concepción que lo llevará a proponer en manera Conceptual-provocativa sus nuevas producciones.

¡Oh AMÉRICA! Serie de 4 cuadros 1975-76.

En las obras ¡Oh AMÉRICA!, vemos latente la necesidad de enfrentar “un tema” en manera repetitiva ( como ya hemos visto en la serie Los Precolombinos), tratando de escavar dentro del mismo motivo las variantes que el mismo tema propone, agotando dentro de la “re-presentación continua” el significado del mismo.

Como sabemos, Aristides había ya estudiado Cinematografía en el Instituto Lorenzo Medici de Florencia, 1976, y talvez la visión de “Fotogramas narrativos”, típica de la CINEMATOGRAFÍA, lo lleva a considerar dentro de su trabajo la posibilidad de enfrentar los temas en SERIES Pictóricas.

Ambiente Mural

En esta obra ambientada en unas de las salas de la antigua prisión de Santiago, 1979, el artista presenta su primera “Instalación”, recordamos que para aquel entonces no se usaba el término “Instalación”, pero, como verán, bajo esta ambientación intitulada: “TERREMOTO EN CENTROAMÉRICA”, notamos que la realización de esta obra nos acerca mucho a una verdadera Instalación.


En el fondo de dicha sala se encontraban, apoyados en la pared, como si estuvieran encastrados, 7 lienzos de distintos tamaños, los dos lienzos laterales, que eran en sus dimensiones los más grande (2 metros de alto por 1,50 mts ), se encontraban colegados por tres (3) lienzos rectangulares, en donde se apoyaban 2 lienzos en su parte superior.

La obra narraba de un violento terremoto, donde las llamas devoraban una ciudad..., personajes desesperados en busca de amparo, gritaban y escapaban..., en su parte derecha, militares fusilaban desconocidas víctimas..., al centro de la escena se encontraba una madre desesperada, que en el intento de salvar a su hijo en brazos, miraba al espectador con confusa angustia..., de frente al conjunto de lienzos, en el pavimento, colocadas por tierra, habían esculturas de mutilados miembros humanos, hechos en madera y estaban pintadas de vivaces colores... en la parte superior, en el techo, se encontraban vistosas sábanas de organdí con flores y satín rojo, colocados a manera de hamacas, a lo largo de toda la sala, dando sugestión al ambiente... la sala estaba iluminada con lámparas de color rojo y una música compuesta por el artista, que, perturbante, acompañaba toda la escena.
Corría el año 1979, Aristides anticipaba, con su preocupación pictórica, los eventos traumáticos de la difícil situación centroamericana. Como también quedaba remarcada la visión alargada de su concepción artística.

Dentro de estas consideraciones van colocadas las telas: GORILISMO LATINO, 1974; EL DEMAGOGO, 1975; GUERRILLERO, 1975; TORTURA, 1975; SOMOZA, 1975.

2 Videotapes (8 milímetros blanco y negro 1976)

Un primer videotape (esta era la difinición que se usaba para ese entonces) con el título “ENCLAVE COLONIAL”, hecho en 1976, el cual no fue presentado, hacia parte de esta Muestra, se trata de una sola imagen tomada de frente a la vieja Zona Canalera, donde se veía la cerca que dividía el territorrio panameño del nortamericano, esta visión no cambiaba nunca, el único movimiento que se veía era el de los automóviles y de los ocasionales peatones, el video duraba parsimoniosamente 20 minutos, dando la sensación de Eternidad. Resulta del mismo corte cinematográfico “PERPETUA” la segunda obra, con imágenes robadas clandestinamente en la Zona Canalera, este último Video terminaba con la frase repetida una sobre la otra con los versos de “Oh patria, tan pequeña”... una obra muy sugestiva, por la utilización de la técnica en Súper 8.
Esta obra fue filmada en 8 milímetros en blanco y negro en la Ciudad de Panamá y montada por Aristides en el Instituto Lorenzo de Medici, precisamente en los Estudios cinematográficos Kapa de Florencia, fue montado en soporte VIDEO-TAPE.
(Material recogido de la BIOGRAFÍA NARRADA Ferreira/Persiani).

Nessun commento: